Rejas de Ballesta

Rejas de Ballestas

Rejas de Ballesta

Las rejas sirven para proteger nuestra casa o negocio de peligros y asaltantes procedentes del exterior. De todos los tipos de rejas, las de ballesta son una de las mejores opciones tanto por la seguridad que ofrecen, como por su fácil instalación y nulo mantenimiento.

Las rejas de ballesta cuentan con una serie de ventajas que enumeraremos a continuación, del mismo modo que intentaremos ilustrarte para que, en caso de que tengas que proteger alguna propiedad con una reja, lleves a cabo la decisión más acertada.

Para saber si una reja de ballesta es el elemento que necesitamos para proteger nuestra vivienda o negocio, tendremos en cuenta una serie de factores como el espacio que debemos salvaguardar, la zona en la que va a estar instalada y las condiciones ambientales a las que será expuesta.

Actualmente, en el mercado podemos encontrar rejas de ballesta de máxima calidad y fabricadas a base de hierro. Estas se encuentran suspendidas y equipadas con rodamientos superiores que permiten moverla sin ningún esfuerzo, sin importar sus dimensiones, con cerradura de seguridad. Pueden ser giratorias, de una o dos hojas.

También podemos encontrar en el mercado diferentes acabados entre los que podremos elegir el que más convenga desde el plano estético a nuestra propiedad: zincado o lacado al horno en varios colores.

Un elemento cómodo y seguro

Está claro que, por regla general, poner rejas en una vivienda no es algo que se haga por gusto, sino más bien por necesidad. En cualquier caso, no vamos a pensar que por el simple hecho de tener que instalar una reja, de ballesta o del tipo que sea, vamos a perder en calidad de vida o accesibilidad, si se trata de un local comercial.

En el caso concreto de las rejas de ballesta, suelen estar colocadas en plantas bajas de viviendas o edificios y tienen la capacidad de la interferir mínimamente con las vistas de la ventana y el impacto estético en la fachada de la vivienda, gracias a la evolución en los diseños y acabados que han tenido en los últimos años.

De hecho, no es descabellado pensar en instalar rejas con diseños novedosos que le darán un toque personal a las ventanas o que pueden combinar con el resto de elementos de la fachada. En todo caso, lo importante es seleccionar el modelo de rejas que nos permita seguir el diseño y estilo de decoración del resto de la vivienda. Por si no has quedado del todo convencido con respecto a las rejas de ballesta, a continuación vamos a enumerarte sus principales ventajas:

• No necesitan mantenimiento alguno• Están fabricadas en materiales resistentes• Son muy fáciles de plegar tanto a la hora de cerrarlas, como cuando se desea tenerlas abiertas• En lugar de candados funcionan con una cerradura propia, que podemos encontrar en diferentes niveles de seguridad• Se adaptan a tus necesidades, ya que puedes encontrar rejas de ballesta de muchos tamaños diferentes• No impiden la entrada de luz y corrientes de aire a la casa• Necesitan un espacio de instalación muy pequeño• Cuentan con rodamientos de calidad que te ayudan a la hora de plegarla• Puedes elegir el color que más te guste para que combine con el resto de elementos junto a los que se encuentra instalada

Decídete por las rejas de ballesta

Como puedes ver, a la hora de proteger tu vivienda o local comercial, te recomendamos las rejas de ballesta. Un clásico que ha sabido reinventarse ofreciendo opciones ideales para las necesidades actuales de los clientes. De interior, de exterior y con distintos modos de apertura.

Observa detenidamente todas las opciones y, con la información que te hemos dado en este artículo, no te costara tomar la decisión más adecuada.